Cotidiano

Entonces la implementación de un sistema de BPM no deberemos tomarlo como un lujo empresarial o como una modernidad excéntrica sino como un salvavidas empresarial o como un masaje relajante para nuestros clientes finales.

Leer más...

Sin haber yo llegado al extremo de escepticismo hamletiano de mi pobre amigo Pérez, que llegó hasta a dudar de su propia existencia, estoy por lo menos firmemente persuadido de que carezco de eso que los psicólogos llaman libre albedrío, aunque para mi consuelo creo también que tampoco goza don Miguel de él.

Leer más...